Archivos Mensuales: octubre 2014

INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR (ILP) PARA UNA NUEVA LEY EDUCATIVA CATALANA PROPONE SUPRIMIR LA ESCUELA CONCERTADA

El Parlament de Catalunya ha entregado este lunes los pliegos validados a los fedatarios con los que se comenzarán a recoger las firmas de apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) impulsada por una veintena de sindicatos y entidades del ámbito educativo, con el apoyo de la CUP y EUiA, para la elaboración de una nueva ley de educación de Cataluña. La ILP, que nació a propuesta de la Assamblea Groga del Maresme, propone acabar con los conciertos escolares y la privatización de la gestión de los centros de enseñanza, implantar la gratuidad de la educación desde la guardería hasta la Universidad, y garantizar la democracia interna en los centros.

A partir de ahora, las 250 personas que estarán habilitadas para recoger los avales tendrán 120 días hábiles -prorrogables 60 más- para recopilar las 50.000 firmas necesarias para que la ILP entre a debate en la Cámara catalana, un objetivo que la Comisión Promotora de la ILP no duda que podrá alcanzar. Entre los miembros de la Comisión Promotora están los portavoces de Guanyem Ada Colau, Jaume Asens y Gerardo Pisarello, el periodista Antonio Baños, el antropólogo Manuel Delgado y el economista Josep Manel Busqueta.

El objetivo de la ILP es que la nueva Ley del Sistema Educativo de Cataluña sustituya a la actual Ley de Educación de Cataluña (LEC), que, según los promotores, “se ha mostrado del todo incapaz de dar una respuesta positiva a nuestro sistema educativo”. “La situación de desigualdad entre los centros de titularidad pública y los centros privados concertados hace que haya aumentado de manera peligrosa la discriminación educativa y la segregación por condiciones socioeconómicas del alumnado”, se apunta en la exposición de motivos de la propuesta de ley.

Uno de los puntos más destacados de la ILP es la configuración de una sola red de centros y servicios de titularidad y gestión públicas. “Estamos en una situación completamente anómala. Somos uno de los países con un porcentaje de escuelas concertadas más alto –en Cataluña ronda el 34%-. Pensamos que la inversión debe ir destinada sobre todo a la escuela pública, por lo tanto consideramos que esta situación se debería ir corrigiendo”, ha explicado Maria Vinuesa, portavoz de la Comisión Promotora. La propuesta es que, en un plazo de diez años, se vayan reduciendo progresivamente los conciertos educativos, “empezando por aquellos centros que cobren cuotas muy altas y los que segregan por cuestión de sexo”, y que los centros concertados, y el profesorado que lo desee, pasen a integrarse en la red pública.

El artículo 3.3 de la propuesta de ley señala que “en ningún caso se podrá ceder la gestión de los centros públicos a entidades privadas. Y por lo que respecta al ámbito universitario, no se pueden destinar fondos públicos a fundaciones y entidades privadas que ofrezcan estudios universitarios”. Asimismo, en el artículo 2, se establece que “todas las enseñanzas públicas, desde la guardería hasta la universidad, deben ser gratuitas”. También propone modificar el sistema de acceso a la universidad, según ha explicado Sergi Frau, portavoz de la Comisión Promotora, cambiando las actuales notas de corte por un sistema que no suponga “una barrera más que impide a mucha gente acceder a la universidad”.

Plena democracia en los centros

Las entidades impulsoras de la ILP denuncian que durante el desarrollo de la LEC, aprobada en 2009, “se ha ido apartando a familias, profesorado y alumnado de cualquier capacidad de decisión en los centros educativos”. Por ello, el proyecto fija que la gestión económica, organizativa y pedagógica debe recaer exclusivamente en los claustros, y que las decisiones que afectan a la comunidad educativa en su conjunto deberán corresponder al Consejo Escolar.

Si la Iniciativa Legislativa Popular saliese adelante, la Administración estaría obligada a aportar el 6% del producto interior bruto a la enseñanza pública, según figura en el artículo 8.1. Este porcentaje se situaría por encima de la media europea, del 5,4%; y rebasaría de mucho el nivel de la inversión actual, de un 4% del PIB catalán.

Los promotores de la ILP, entre los que se encuentran sindicatos educativos como USTEC-STEs y el SEPC, la Assamblea Groga, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), el Col•lectiu Ronda, Revolta Global, Procés Constituent, EUiA y la CUP, entre otros, aspiran con estas y otras medidas a “hacer efectivo, real y universal el derecho a la educación”. Además, los promotores señalan que, con el proceso soberanista en marcha, este es un “momento clave y muy oportuno” en el cual las clases populares pueden incidir, “tanto desde la sectorial educativa como desde todas las sectoriales del sector público”, ha subrayado Frau.

http://www.lamarea.com/2014/10/13/ilp-educacion-cataluna/

Anuncios

COMUNICADO DE LA SECCIÓN SINDICAL DE ENSEÑANZA DE CNT-MÁLAGA ANTE LA CONVOCATORIA DE HUELGA DE ESTUDIANTES LOS DÍAS 21, 22 Y 23 DE OCTUBRE

La Sección Sindical de Enseñanza del S.O.V. de CNT-Málaga apoya la huelga de estudiantes convocada para los días 21, 22 y 23, y llama a su militancia y afiliadxs a velar por que se respete el derecho a la huelga de lxs estudiantes, y a participar en las acciones propuestas para esos días, apoyando las convocatorias de Juventudes Libertarias y la Asamblea Estudiantil Libertaria, que se han encargado de legitimarla mediante procesos asamblearios y horizontales, frente al dirigismo de las habituales organizaciones institucionalizadas.

Con respecto a la convocatoria de paros parciales, CNT-MÁLAGA quiere denunciar el oportunismo y la indolencia de la convocatoria, que ni siquiera llega a ser de huelga, en absoluto debatida en los centros, con nula preparación y promoción por parte de los convocantes, y evidentemente destinada a un insuficiente lavado de cara con vista a las inminentes elecciones sindicales, esas que desvían la atención de la calle a las urnas que les permiten seguir con su labor desmovilizadora. Aun así, toda jornada de protesta es ocasión de denuncia y agitación, y es conveniente debatir en los centros las cuestiones que nos afectan y, de conseguirse la legitimación que los sindicatos del poder no otorgan, emplear con lxs compañerxs los paros para hacer una jornada combativa junto con lxs estudiantes.

Piquetes informativos en la facultad de Psicología y Ciencias de la Educación (Campus de Teatinos) el día 21 a las 8:00h.
Manifestación del día 22 que saldrá desde el Edificio Negro a las 12.00h
Piquetes informativos en el IES El Litoral el día 23 a las 7.45h
Concentración del día 23, a las 18.30 en la Plaza de la Constitución.

http://malaga.cnt.es/spip.php?article977

LOS ALUMNOS Y ALUMNAS DE FAMILIAS EMPOBRECIDAS TIENEN EL TRIPLE DE POSIBILIDADES DE REPETIR CURSO

Que la institución escolar es uno de los sistemas de control de la población no es ningún descubrimiento. Y que las pequeñas cárceles (sobre todo en la enseñanza pública) en las que trabajamos o estudiamos lo son principalmente para la población menos favorecida tampoco. Así, como maestrxs y profesorxs, solo reflexionemos un poco a la hora de las valoraciones: la repetición como un castigo, uno más, a los más pobres.

Los alumnos y alumnas en situación socioeconómica desfavorable en España tienen hasta tres veces más posibilidades de repetir curso en la educación obligatoria que el resto de estudiantes. Más de la mitad (53%) han pasado dos veces por el mismo nivel. Lo dice un  reciente informe de la OCDE del que se ha hecho eco el Instituto Nacional de Evaluación Educativa y que señala que los chicos y chicas de familias más pobres no sólo tienen más dificultad para alcanzar cierto nivel de competencias, sino que, a igualdad de competencias, están abocados a fracasar más en los estudios que otros compañeros de familias con ingresos más holgados.

Pobreza y fracaso escolar son dos variables cuya relación ya no pilla a nadie por sorpresa. Sin embargo, que una lleve a la otra merece al menos una reflexión sobre cuál es el estado de la red que se encarga de proteger a los más pequeños de caer en edades tempranas en la desmotivación, la apatía y el desinterés por el aprendizaje.

Luis Esteban, director del CEIP Francisco Arranz, apunta a causas multifactoriales. “Que un niño o niña no vaya subiendo escalones con la misma rapidez que sus compañeros suele deberse a una mezcla de factores, como una situación económica desfavorable o una estructura familiar compleja, entre otros muchos”.

En el centro que dirige, situado en el distrito madrileño de Latina, 67 estudiantes de los 448 que hay en las aulas están intervenidos por servicios sociales. Otros 32, cuya situación es todavía peor, forman parte del proyecto que Ayuda en Acción está desarrollando en el colegio. “Son núcleos de personas que están fuera del sistema, que no tienen permiso de residencia, que trabajan sin contrato…”, describe Esteban.

En los últimos años, la pobreza infantil se ha disparado hasta alcanzar cifras dramáticas. Si entre 2006 y 2008 la tasa bajó hasta situarse en el 26,2%, desde 2010 no ha dejado de escalar. España es el segundo país de la UE con más niños y niñas afectados por circunstancias de verdadera necesidad. Más de dos millones y medio de menores (29,9%) viven en hogares con ingresos por debajo del umbral de la pobreza relativa, según  datos de Eurostat recogidos por el informe de Save the Children de principios de año, y el 33,8% están en riesgo, una cifra que sobrepasa en cinco puntos la media europea (28%).

“Las circunstancias tan difíciles que viven en casa afectan y mucho a su actitud en la escuela. Muchos pasan solos la tarde porque sus padres trabajan con horarios imposibles que, sin embargo, aceptan porque es lo único que tienen. Otros ven a sus familiares en paro, con muchos problemas para salir adelante”, indica. Estos estudiantes no tienen motivación ni expectativas de futuro porque el núcleo básico, que es el familiar, no puede alimentar sus ilusiones.

En estos casos, que en los últimos años se han multiplicado, la educación compensatoria es el bote salvavidas que puede rescatar a los alumnos y alumnas de la exclusión social. Pero ese chaleco de emergencia apenas puede ya salir a flote. La partida de educación de los Presupuestos Generales del Estado de 2015 dedicada a programas especiales de apoyo es de poco más de 5 millones de euros. En 2014 fueron 70, lo que representa un recorte de más del 92% de los fondos. En 2012 esa misma partida sumaba 169,8 millones de euros.

“Con 27 estudiantes por clase, aunque hacemos esfuerzos ingentes por atender las necesidades de cada uno, resulta imposible prestar una atención extra a los que tienen más dificultades. En el cole contamos hoy con una sola maestra de compensatoria y a media jornada. Y con eso, apáñate”, dice Esteban. Los requisitos para poder acceder a estos programas, que velan por garantizar el acceso, la permanencia y la promoción en el sistema educativo del alumnado en situación de desventaja social, son cada vez más rígidos.
Un acceso cada vez más restringido

“Hasta hace dos años, en las clases de compensatoria estaban los estudiantes con desfase curricular de al menos dos años, los alumnos que viven en entornos desfavorecidos y los que tienen problemas en el dominio del lenguaje. Ahora, la Comunidad de Madrid sólo permite apoyar al alumnado con desfase del currículo. El resto queda a su suerte y, a medida que pasan los años, la distancia que los separa de sus compañeros es cada vez mayor”, denuncia el maestro.

Hacer esta criba, opina Luis, “significa que estamos ante un sistema poco preventivo, que sólo actúa cuando el estudiante ya se ha descolgado”. En este estadio, ya es mucho más complicado que recupere el ritmo del resto de compañeros y casi la única salida que ofrece el mismo sistema que le desprotege es la repetición de curso. Según el informe de la OCDE, es precisamente esta falta de equidad en el acceso a apoyos tempranos uno de los factores que determinan el porcentaje de estudiantes que no promocionan.

En España la tasa de alumnos y alumnas que cursan dos veces el mismo nivel es muy superior a la de otros países europeos. Casi uno de cada tres ha repetido durante su etapa en la educación obligatoria, una cifra que está por encima del 12% de media en Europa. Además, es el séptimo país de la OCDE –de un total de 61– en el que es más probable que un estudiante con dificultades socioeconómicas no promocione y el único de todos los examinados por el organismo internacional –junto con Bélgica– en el que el porcentaje de repetición ha aumentado en los últimos años. La tendencia en el resto es precisamente la contraria porque, como explica el estudio, “no está claro si retener a los estudiantes en el mismo curso mejora su comportamiento y su relación con la escuela”.

¿Repetir curso es siempre efectivo?

En este sentido, Esteban cree que el hecho de obligar a un alumno o alumna a volver a pasar por un curso sólo es necesario en niveles tempranos, cuando lo que está en juego es el aprendizaje de las competencias básicas (lectura, escritura y aritmética). “En cursos más altos, los chicos y chicas ya tienen herramientas para aprender, por lo que aquí lo que está fallando son otras cosas a las que no siempre miramos, como la motivación, la ilusión, las expectativas de futuro…”, explica. “En estos casos, añade, repetir implica separar del grupo e incluso estigmatizar, lo cual es negativo siempre para el estudiante. El sistema tiene que flexibilizarse y mirar más allá de las habilidades intelectuales”.

En el CEIP Francisco Arranz, seis alumnos y alumnas repitieron 2º de Primaria porque, asegura Esteban, “no contaban con la base del edificio sobre el que construir el aprendizaje”; cuatro cursaron de nuevo 4º y sólo uno se quedó en 6º. “En el último curso vemos a chavales que ya están en otro mundo, muy separados del resto de estudiantes de su edad en muchos aspectos, pero no por eso siempre es deseable retenerlos en la escuela un curso más”, añade. El estudio de la OCDE se atreve a apuntar que en algunas ocasiones se echa mano de la repetición de curso “no tanto para ayudar al alumnado que queda atrás, sino como una forma de castigo para sancionar su mal comportamiento”.

Porque mejorar el rendimiento académico no es lo único y más importante que se aprende en las aulas. Y aunque la LOMCE lleva esa marca en la frente, los que trabajan con tiza y pizarra insisten: “No nos obsesionemos con las notas. Lo fundamental es que los chavales estén felices e integrados, que extendamos vínculos y puentes con ellos. Y para lograrlo la premisa es que todos tengan las mismas oportunidades”.

http://www.eldiario.es/sociedad/estudiantes-situacion-socioeconomica-repiten-veces_0_309370142.html

image