Archivo de la categoría: acción social

SI NO ES FEMINISTA, NO ES MI REVOLUCIÓN

Un año más, un día más, una fecha más, una más de las miles de efemérides que inundan el calendario. Y sin embargo, este no es un día cualquiera. Es el día en que las mujeres dejamos de ocupar titulares como víctimas de la violencia de género para pasar a ser las heroínas de la jornada, siempre con la coletilla del “aún queda mucho por hacer”.

Casi con toda seguridad una de las mujeres que este día bañe de violeta sus redes sociales, lleve más de ocho horas de jornada laboral, haya terminado las tareas de su casa sin desatender a los hijos y quizá con suerte haya tenido tiempo para dedicar unos minutos a su cuidado personal, mas por obligación que por devoción. Preocupada por una imagen que ya no recuerda a quien le importa más, si a ella o a un sistema que se empeña en estigmatizarnos si no nos aderezamos.

O quizá esa mujer aun no ha vuelto del trabajo, se ha prendido un lazo violeta en la chaqueta de ejecutiva y ha vuelto a rehacer el informe que deberá presentar sin falta a primera hora del día siguiente, intentando no sentirse frustrada e incompleta en una sociedad que le ha obligado a elegir entre realización personal y laboral. Una mujer que hace mucho tiempo que entendió que la llamada “conciliación” es un término sólo aplicable al universo femenino.

Puede ser que esa mujer esté terminando de recoger a sus hijos del cole mientras recuerda los años en que podía trabajar, cuando aún no había renunciado a todo por su maternidad. Se siente culpable cada vez que piensa en liberarse de tanto en cuando de sus hijos y se sumerge en un universo de ansiedad y depresión porque no entiende el origen de su malestar, porque ser madre no es la panacea que le habían ‘vendido’; en definitiva, porque ya no se acuerda de quien es ella en realidad.

Y permanecemos ajenas al hecho de que seguimos cobrando menos por desempeñar el mismo trabajo que los hombres, que seguimos sin tener acceso a los llamados puestos de responsabilidad, en la mayoría de los casos maniatadas por una autoimpuesta tarea de cuidados, que seguimos siendo las que en un alto porcentaje no se reintegran a su puesto laboral tras la maternidad, sin opción a plazas en guarderías públicas, prácticamente suprimidas. Seguimos siendo las culpables de violaciones y vejaciones, abocadas a no salir a la calle sin escolta masculina, a riesgo de provocar. Inundamos facultades y escuelas superiores, desoladas por el incremento de paro femenino, muy superior al masculino.

Las mujeres, principales víctimas de la crisis de un sistema en decadencia, hacemos nuestra la palabra SORORIDAD, y reivindicamos la lucha contra el patriarcado y el capital, empeñadas en hacer ver que una revolución que no cuente con nosotras en sus filas está destinada al fracaso. Por nosotras, por nuestra dignidad como mujeres, como trabajadoras, contra el patriarcado, haced vuestro el grito:

¡VIVA EL 8 DE MARZO!

http://malaga.cnt.es/spip.php?article1016

8demarzocastellano

¡VIVA EL 8 DE MARZO!

Anuncios

RECUPERANDO LA MEMORIA DE LA LUCHA EN LA ENSEÑANZA PÚBLICA

Corren tiempos aciagos para la mayoría de mujeres y hombres de este país, no solo por las consecuencias de este expolio al que llaman crisis, sino, además, por el ataque feroz a tantos derechos obtenidos después de años de lucha contra las clases privilegiadas y sus instrumentos de poder, que convierten en ciencia económica lo que no es más que el propósito de las élites del Estado de incrementar sus beneficios exprimiendo hasta el límite al resto de la población.

Pero existe una memoria de las clases populares, de la clase trabajadora, en la que se ha plantado cara al poder y que a menudo no ha sido recogida por la historia oficial. En educación, hubo un movimiento formado por alumnas y alumnos, padres, madres, profesoras y profesores que no aceptó hace veinticinco años lo que entonces se pretendía desde el poder económico y político, y que consiguió pararlo en la calle. Es el momento de recordarlo, como ejemplo de una movilización que obligó al poder a claudicar.

En 1987, una enorme crisis económica se abatía sobre este país desde hacía ya casi una década. El porcentaje de paro superaba el 20% de la población activa y el paro juvenil en los y las menores de 29 años rozaba el 50%. Las políticas del gobierno del PSOE, aunque pretendidamente dirigidas a acabar con la crisis, se habían centrado en cumplir los acuerdos para la adhesión de España a la CEE (actual UE): para ello, elaboraron una serie de planes de ajuste cuyas piedras angulares fueron la reconversión industrial y la reforma del Estatuto de los Trabajadores, donde se introdujeron nuevas formas de contratación y de despido, vinculadas a la reducción de los costes laborales mediante la moderación salarial y la flexibilización del despido.
Faltaba una tercera pata para completar el trípode: la reforma educativa, y es este contexto económico el que explica los principales objetivos de dicha reforma.

La política educativa del gobierno del PSOE se centró en la elaboración de una gran reforma que tuvo dos pilares fundamentales: el abaratamiento de los costes de la educación pública, y el control social de una juventud rebelde y muy castigada por la falta de expectativas. Una élite de expertos en diferentes ámbitos de las ciencias sociales (entre los que se contaba el propio ministro Maravall) se encargaron del primero de los objetivos con dos importantes decisiones: disminuir el número de estudiantes que accedían a la educación superior por medio de controles de acceso en las etapas educativas previas, y aplicar la política de moderación salarial en el profesorado, estableciendo divisiones sectoriales entre ellos y evitando la homologación de sus salarios con el resto del funcionariado público. El segundo escalafón del ministerio, formado fundamentalmente por un importante sector de miembros de comunidades católicas progresistas surgidas del Concilio Vaticano II, se encargó de la producción de un nuevo discurso educativo, conformado por un lenguaje en teoría apolítico y no conflictivo, de innegables raíces cristianas, destinado a moderar el espíritu juvenil (proceso de moralización) y despolitizarlo y así apartar el pensamiento verdaderamente crítico del espacio de la educación.

Así aparece la primera gran ley educativa de la transición (LODE), promulgada por el PSOE en 1985. En ella se sentaron las bases de la educación concertada tal y como la conocemos hoy, garantizando las subvenciones a este tipo de centros, mayoritariamente religiosos, por encima incluso de las inversiones en la enseñanza pública. Las siguientes actuaciones fueron un endurecimiento de la Selectividad y la consiguiente introducción de numerus clausus en el acceso a la Universidad. Al coincidir esto con un aumento demográfico muy importante, numerosos jóvenes quedaron fuera del sistema educativo superior, y algunos de ellos se reunieron en Asamblea en Madrid en septiembre de 1986. Fue el germen de las huelgas estudiantiles que se prolongaron de forma discontinua durante seis meses, y en la que los y las estudiantes reclamaron la eliminación de la selectividad, la absoluta gratuidad de la enseñanza pública, el mantenimiento de los exámenes de septiembre (pues el Ministerio proyectaba su eliminación reduciéndo las oportunidades de los estudiantes), y mayor inversión para la educación pública en forma de aumento del presupuesto de los propios centros (centros que estaban construidos deficientemente, con una escasa dotación material y una gran masificación en las aulas), frente a la privada concertada. Pero fue la Selectividad la que se convirtió en el centro de la protesta: lo que las autoridades presentaban como un recurso técnico y racional al estar combinado con la limitación numérica en los estudios universitarios, en realidad era una forma de que una parte importantísima de las y los estudiantes nunca pudiera estudiar aquello hacia lo que se sentía inclinado.

La protesta fue larga. La respuesta del Estado, brutal, llegando a su punto culminante en la manifestación del 23 de enero de 1987, cuando la estudiante María Luisa Prada fue herida de bala por la policía. Finalmente, en las negociaciones de marzo de 1987 la Selectividad se mantuvo, y esto ha hecho que se hayan considerado poco destacables los resultados obtenidos por las y los estudiantes: mantenimiento de los exámenes de septiembre, aumento del presupuesto de los centros públicos, eliminación de las tasas académicas (el bachillerato fue por primera vez completamente gratuito en el curso 87-88) y la suspensión temporal de las reformas educativas. Pero lo más importante de este movimiento estudiantil fue que abrió una brecha en el sistema político del momento, con el uso de un lenguaje asambleario que apostaba por la autoorganización plenamente horizontal, que rechazaba toda intermediación de organizaciones burocráticas y que posteriormente fue adoptado por otros colectivos y movimientos reivindicativos organizados en forma de coordinadora: personal médico de hospital, conductores de autobuses y profesores y profesoras de EGB y enseñanzas medias. La muestra de que esto constituyó un peligro a la “normalidad institucional” (en palabras de Felipe González) fue la colaboración de todos los medios de comunicación asociando la reivindicación estudiantil con la violencia vandálica y gratuita como único icono de las protestas.

Paralelamente a estos acontecimientos, el Gobierno intentó sacar adelante un Estatuto del Profesorado que lo dividía en tres tramos, con el fin de que los salarios dependieran de una combinación de antigüedad en la profesión, méritos y algún tipo de examen. Así los sueldos no se regirían por los mismos conceptos que el resto del funcionariado público y se abría la puerta a la desfuncionarización de los y las docentes. Pero este proyecto de ley se encontró muy pronto con la oposición del profesorado: es evidente que la larga huelga de los estudiantes influía en los docentes, la convicción de los jóvenes, la seriedad de la organización y lo loable de su reivindicación (poder estudiar sin barreras artificiales) habían creado un caldo de cultivo que se sustanció en una huelga convocada en Sevilla en enero de 1987 por profesoras y profesores afiliados a CCOO (al margen de la dirección), y que pronto se extendió a todas las grandes ciudades del Estado.

Una de las características del movimiento reivindicativo del profesorado fue que desde el inicio se distanció de los sindicatos mayoritarios y grupos políticos y, formados en Asamblea, con el nombre de Coordinadora, establecieron un calendario de huelgas intermitentes de dos días por semana exigiendo la retirada del proyecto de Estatuto del Profesorado. El seguimiento fue masivo: un 80% del profesorado se puso en huelga. Y las convocatorias posteriores mantuvieron un similar grado de seguimiento. Además de lo anterior, las reivindicaciones planteadas fueron la homologación retributiva del profesorado con el resto del funcionariado de igual titulación, jubilación anticipada a los 60 años económicamente incentivada, regulación de la responsabilidad civil de los y las docentes por los accidentes del alumnado a su cargo y estabilidad en el empleo del profesorado interino y reconocimiento de su antigüedad para el acceso al funcionariado.

Las profesoras y profesores en huelga tuvieron que luchar contra dos contrincantes inesperados a lo largo de la extensa movilización: los medios de comunicación y algunos sindicatos mayoritarios que pretendieron inicialmente capitalizar las protestas y posteriormente difuminarlas llegando a pactos con el Ministerio al margen de los trabajadores. Para ello se habían convocado las primeras elecciones sindicales en el ámbito de la educación (diciembre de 1987), que se resolvieron con una altísima abstención. Estas organizaciones sindicales más próximas al poder necesitaban la legitimidad electoral que no les reconocían las asambleas de profesores para poder negociar con la administración en lugar de la Coordinadora; así fue como, en marzo de 1988, cuatro sindicatos firmaron una serie de acuerdos con el Ministerio que posteriormente fueron rechazados en referendum por el 82% del profesorado.

A partir de ese momento, entraron en juego los medios comunicación: cuando la huelga se alargó en el tiempo y quedó claro que los docentes iban a mantener sus movilizaciones y no estaban dispuestos a dejarse guiar por organizaciones afines al gobierno se inició una campaña de los diarios de información nacional (algunos editoriales del diario El País son antológicos) pretendiendo desautorizar y desprestigiar a las profesoras y profesores ante la sociedad.

Finalmente, tras más de un año de movilizaciones, convocatorias de huelgas intermitentes y una huelga indefinida convocada por la Coordinadora, el Ministerio comenzó las negociaciones a finales de la primavera de 1988, y en otoño se firmó un nuevo acuerdo retributivo con un importante aumento salarial y un proceso de homologación paulatino (que incluía los sexenios), un nuevo sistema de acceso a la función pública para interinos, un aumento en la inversión de la educación pública destinada a los centros (que impidió que durante un tiempo se incrementaran los fondos a la escuela concertada y así se ralentizó su extensión), el acuerdo sobre la jubilación anticipada a los 60 años, un nuevo concurso de traslados, y la regulación del sistema de acceso de maestros a profesores de secundaria.

Y así, después de casi dos años de movilizaciones conjuntas de estudiantes, madres y padres, profesoras y profesores, además de importantes mejoras en las condiciones laborales y salariales de las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza se consiguió paralizar una ley en la que ya se vislumbraba el camino hacia la mercantilización de la educación que tan actual nos parece hoy; una ley redactada en un lenguaje falsamente pedagógico y buenista de raíces cristianas, y diseñada por los hijos de las élites ilustradas del franquismo con criterios de fondo economicista como el abaratamiento de costes y la eficiencia, y que esgrimía la bandera de la calidad como mecanismo para la desigualdad. Una ley que llevaba aparejada la paulatina profesionalización del cuerpo de directores, y el reforzamiento de un nuevo cuerpo de inspección (cuerpo que fue suprimido en estos años, y que no sería de nuevo creado hasta la LOPEG de 1995) como medida más eficaz contra la democratización de los centros educativos y la participación asamblearia de toda la comunidad educativa en la toma de decisiones.

A partir de entonces,y tras ese intermedio de varios años ganados al Poder con la protesta y la lucha de 1987 y 1988, de nuevo, una maraña de leyes, órdenes y circulares han ido restringiendo la autonomía de los centros, y buscando convertir la labor docente en un laberinto burocrático sin fin con el propósito claro y directo de acabar con la energía y el placer de educar, enseñar, aprender.

http://malaga.cnt.es/spip.php?article813

Panfleto

arton733

MILES DE ESTUDIANTES MARCHAN EN LONDRES POR LA EDUCACIÓN GRATUITA AL MARGEN DE LOS SINDICATOS OFICIALES

Tras la crisis de 2008, la reforma más inteligente habría sido hacer que el sistema financiero se pareciera al educativo, y no al contrario

Hay cierta clase de alegría que solo se experimenta la primera vez que se hace historia, y que no se la le puede describir a quien no la haya vivido. Ayer unxs 10.000 jóvenes de todo el país descubrieron de qué se trata.

El 19 de noviembre de 2014, la fecha de la marcha por la educación gratuita, será con seguridad recordado como el comienzo de un nuevo movimiento estudiantil. Sin el apoyo de nigún gran partido ni institución, abandonado incluso por su propio Sindicato Nacional de Estudiantes, lxs organizadorxs han conseguido, no obstante, movilizar a miles de personas, incluidxs estudiantes adolescentes de institutos y escuelas primarias, con el apoyo de un pequeño grupo de veteranxs de las movilizaciones de 2010.

Sin embargo, y a diferencia del movimiento occupy de 2010, esta no ha sido una acción de defensa ni una llamada a detener los recortes; lxs estudiantes buscaban dar la vuelta por completo a la orientación general de las políticas de enseñanza superior – y, por extensión, la orientación que ha tomado la sociedad en su conjunto – durante los últimos 30 años.

Las autoridades están perdidas en lo que respecta a cómo actuar. En la Plaza del Parlamento, lxs manifestantes pasaron vallas y escuadrones de policía que guardaban la entrada; se deslizaron en columnas por las calles adyacentes, escabulléndose al posible cerco policial; encendieron bengalas y pirotecnica, arrojaron pintura en las puertas de entrada al Departamento de Negocios, Innovación y Capacitación y, en general, convirtieron los pasillos del estado en un parque infantil. El ambiente imperante era el de un encendido desprecio a las pretensiones de poder; una acción que, aparte de ciertos escarceos y detenciones, no provocó mayores daños, ni siquiera en perjuicios de importancia contra la propiedad.

Lxs organizadores se fueron llenos de planes, incluyendo una jornada de ocupaciones el 3 de diciembre, más una jornada de acercamiento a la comunidad el 6 de diciembre, con la aspiración de organizar acciones más amplias y radicales (posiblemente una huelga de estudiantes al estilo de la de Quebec) en los próximos meses.

¿De dónde sale esta inusitada sensación de confianza? Aparte de la abrumadora carga de deuda que se le está imponiendo a toda una nueva generación de estudiantes, se da también una comprensión, en términos intelectuales, de que la otra parte ha perdido ya la batalla. Al sistema actual no le quedan ya prácticamente buenos argumentos. Si alguna “reforma” ha demostrado ser un fracaso absoluto, esa es sin duda la reforma de la educación superior de 2010. Como ha señalado Andrew McGettigan, han conseguido costarle dinero al gobierno y crear masas de estudiantes endeudados al mismo tiempo. La política de préstamos es una catástrofe incendiaria.

Pero un simple momento de reflexión basta para darse cuenta de que las reformas nunca podrían haber tenido eficacia económica. Fueron solo la primera reacción del nuevo gobierno a la crisis financiera de 2008. Ese año, el sistema educativo estaba funcionando como un servicio bien llevado; el sistema financiero, por el contrario, trabajaba tan mal que estuvo a punto de provocar un colapso económico mundial. El sentido común hubiera dictado que, si había que hacer alguna reforma, era hacer que el sistema financiero se pareciera más al sistema educativo – y no al contrario.

La única forma de explicar por qué la coalición tomó el camino opuesto, es reconocer que lo que ocurrió fue un ataque ideológico; una especie de golpe preventivo contra toda posible alternativa. En ese momento quedó claro que casi todo lo que se nos había contado sobre la autorregulación de los mercados y la sabiduría de la clase inversora era mentira. Prácticamente, el único argumento que le quedaba al sistema era que no se podía hacer otra cosa. Y desde el punto de vista histórico, ¿de dónde van a sacar visiones y movimientos alternativos que puedan llevar a una posible recuperación, si no es de las instituciones de enseñanza superior?

La publicación Browne review, en la que se basaron las reformas, partía de la premisa de que no hay estudiante que siga la educación por un deseo de entender el mundo, sino solo para aumentar en lo posible sus futuros ingresos. En esos momentos, nada podía estar más lejos de la verdad. Lo que no impidió que se utilizara como pretexto para introducir políticas que indujeran el endeudamiento masivo, diseñado para impedir que lxs estudiantes accedan a la educación de cualquier otra manera. Y no se consideró un impedimento el hecho de que convertir a los licenciados en peones endeudados solo podía tener como resultado inhibir la imaginación y creatividad de toda una generación – con sus evidentes efectos económicos perniciosos –; eso era precisamente lo que se buscaba.

No hay duda de que si el movimiento crece, los medios presentarán debidamente a lxs estudiantes como bárbaros por romper un cordón de vallas o arrojar globos de pintura. Pero si lo pensamos bien ¿quiénes son los bárbaros? No llamamos bárbaros a los godos o los hunos porque rompieran cosas. También las rompían los romanos. Los llamamos bárbaros porque no tenían interés por el arte, la ciencia, la filosofía, la música o la poesía de las civilizaciones que conquistaban. No los consideraban valores en sí mismos. Lo que hacían lxs estudiantes en 2010, y lo que están haciendo hoy, es defender el arte, la ciencia y la filosofía contra un régimen que piensa que ninguna de esas cosas tiene valor a no ser que procuren riqueza y poder. Defienden, literalmente, los valores de la civilización de aquellxs que lxs han abandonado.

La afirmación de que este país no puede afrontar la gratuidad de la educación superior debe encararse precisamente con el desprecio que lxs estudiantes mostraron ayer. Es ridículo pretender que Escocia. Irlanda o México puedan mantener universidades gratuitas, pero Inglaterra, por alguna razón, no pueda hacerlo. Alemania ya ha abandonado su experimento fallido de tasas de matrícula. Si Inglaterra hiciera lo mismo, y lo hiciera bien, probablemente nos ahorraría dinero.

Pero, en cierto sentido,no es esa la cuestión. Ello cambiaría también el rumbo de la historia. Sería un amanera de recordarnos que la educación no existe solo en virtud de la economía, sino que la economía existe para proporcionarnos los medios de seguir adelante con la educación. En efecto, resulta una ironía verse reducidxs al extremo de que sean nuestrxs hijxs los que tengan que recordárnoslo, mientras que lxs líderes adultxs se rebajan al equivalente moral de godos, unos y vándalos.

David Graeber.

http://www.theguardian.com/commentisfree/2014/nov/20/students-march-against-markets-education-free

739c806a-449e-4e77-b9e3-099c2cf3cb54-1020x680

1a9014ea-ac71-42a9-af40-4a5979ed9f87-1020x668

68ef40a6-0231-4306-9d49-0a64a346a73b-1020x665

El Cero eN conducTa nº2, PUBLICACIÓN DE LA SECCIÓN DE ENSEÑANZA DE CNT DE MADRID, SALE A LAS CALLES

Ya dimos noticia en este blog del regreso de Cero eN conducTa, boletín de la Sección de Enseñanzas no Universitarias de Madrid, y hoy os traemos el segundo número con el afán de leerlo y disfrutarlo.

https://educacioncntmalaga.wordpress.com/2014/05/28/vuelve-cero-en-conducta-boletin-de-la-seccion-de-ensenanzas-no-universitarias-de-cnt-de-madrid/

Vuelve a los centros de enseñanza un nuevo número del boletín anarcosindicalista Cero eN conducTa. Este es el segundo número y el último de este año 2014. Volvemos para acercarnos a aquellas mentes inquietas que siguen con hambre de cambiar este mundo con la intención de ofrecer el punto de vista de los trabajadores de la enseñanza no universitaria de la CNT-AIT madrileña sobre nuestra actualidad laboral y, sobre todo, para acercarnos a diversas inquietudes culturales y pedagógicas que hacen de este autogestionado boletín algo único en el panorama sindical español, como lo es la propia CNT.

Como siempre esperamos despertar alguna conciencia, y empujar a nuestras lectoras/es hacia la práctica de la solidaridad y la acción directa frente al empuje de aquellos que buscan en el voto, en los partidos y la politiquería la solución mágica a este sistema. Nosotras/os tenemos claro que este sistema nos muestra todos los días la corrupción endémica que circula por sus venas y que es la mejor radiografía de este mundo donde sólo los ingenuos todavía intentan negar la evidencia que señala que el poder corrompe (y la sumisión degrada).

Descárgatelo en:

http://es.scribd.com/mobile/doc/247948132

http://ensemad.cnt.es/articulo/el-cero-en-conducta-n-2-sale-las-calles

image

ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE ATENAS ANIMA A LOS JÓVENES A REBELARSE CONTRA EL “ESTADO DE ASESINOS” QUE QUIERE ACABAR CON EL JOVEN NIKOS ROMANÓS

Nikos Romanós fue detenido a principios de 2013 por una doble expropiación a entidades bancarias. Desde el primer momento de su detención, junto a 3 compañeros más, fue torturado y encerrado en las cárceles griegas.. Ahora, ante el incumplimiento siquiera de las propias leyes penitenciarias del estado griego, Nikos está llevando a cabo una huelga de hambre que a día de hoy no tiene intención de dejar hasta que se le aplique, como mínimo, la legalidad penitenciaria. Tras más de 20 días de huelga de hambre su salud corre grave peligro según los informes médicos.

Una asociación de profesores de Atenas ha publicado este Comunicado.

El 6 de diciembre de 2008 el estudiante Aléxandros Grigorópulos cayó muerto por disparos de un policía, en las manos de su amigo desde su niñez Nikos. El adolescente Nikos Romanós optó por un camino personal para enfrentarse a un Estado de asesinos, alimentado por una sociedad de pasividad, indiferencia y complicidad. Al mismo tiempo, agotando los márgenes que le ofrece el sistema educativo duro y de clase, al que nosotros, vuestros profesores y padres, nos enfrentamos junto con vosotros, Nikos ingresó en la universidad.

Desde febrero de 2013, cuando fue detenido por robo en Velvendós, Kozani, reiteradas veces ha sido torturado y maltratado brutalmente por los guardias de seres humanos, colegas del asesino de su amigo Alexis. A lo largo de este periodo de su encarcelamiento y los maltratos que ha recibido, Nikos se ha negado a someterse. Ha mantenido la cabeza levantada, se ha resistido, les ha escupido a la cara a sus torturadores y a sus superiores políticos, quienes llegan hasta el “luchador” presidente de la actual “República” (1).

Por esta razón, el Estado de los asesinos lo castigó de una forma más, violando sus propias leyes: Le ha privado el derecho a los permisos de salida por razones educativas, no dejando ni una fisura de aliento a las condiciones de su encarcelamiento inhumanas. Ni este castigo lo hizo rendirse. Desde el 10 de octubre Nikos Romanós está en huelga de hambre reclamando su derecho fundamental y evidente a la educación.

Así, el Estado de los asesinos, seis años después del asesinato de su amigo Alexis, decidió conducir a la muerte a Nikos, rechazando su solicitud. La actitud del Estado hacia Nikos Romanós simboliza de la manera más típica la actitud del Sistema, al que este Estado representa, hacia la juventud de hoy, hacia vosotros, nuestros hijos.

El mismo Estado que asesinó a Alexis, que tortura y conduce a la muerte a Nikos, es el Estado que cierra las escuelas, que despide a maestros, profesores, guardias de seguridad de las escuelas y mujeres limpiadoras. El Estado de los banqueros y de los “bancos de temas para los exámenes”, mediante los cuales se pretende dar el golpe de gracia a vuestros sueños y necesidades, conduciéndoos al desempleo, a una vida de miseria y sin derechos, con la cabeza agachada. Es el mismo Estado que os guiña el ojo, con sus empleados uniformados o con sus colaboradores matones nazis, que os dice: “Si quieres tener alguna posibilidad salvarte, hazte tan brutal con nosotros”.

Nosotros, los profesores de la 5ª Asociación de Profesores de Atenas consideramos que, independientemente de la opinión de que cualquier persona pueda tener sobre las opciones personales de resistencia de Nikos Romanós, la eliminación de sus derechos educativos es inaceptable y debe ser revocada. Exigimos la inmediata restauración de esos derechos. Estamos al lado de cada uno de nuestros estudiantes, que reclama el derecho natural al conocimiento y la educación, llegando incluso a sacrificar su vida.

Amigos estudiantes, contribuid a que Nikos sobreviva y consiga el derecho fundamental -para él al igual que para vosotros- a la educación y la vida. La solidaridad por la salvación de la vida de Nikos es una lucha por vuestra vida y educación. Cuando la tiranía es ley, la rebelión no es simplemente una manera de ser que tiene aún más sentido en estas circunstancias. Como nos han enseñado Harmodio y Aristogitón, se convierte en deber.

http://malaga.cnt.es/spip.php?article994

nikos-romanos-imprisoned

manifestacionnikosromanos

COMUNICADO DE MAREA VERDE MÁLAGA SOBRE EL PLAN DE BILINGÜISMO

La Sección de Enseñanza de CNT de Málaga viene ya denunciando el uso que hace la Consejería de Educación de Andalucía del Plan de Bilingüismo, y a principios de este curso entregamos un documento en la Delegación Provincial de Educación de Málaga dirigido a la señora Delegada del que aún no hemos obtenido respuesta.

https://educacioncntmalaga.wordpress.com/2014/03/20/seccion-de-ensenanza-de-cnt-de-malaga-contra-la-aplicacion-del-plan-de-bilinguismo-andaluz-segregacion-y-clasificacion-de-los-alumns/

https://educacioncntmalaga.wordpress.com/2014/09/15/centros-bilingues-discriminacion-encubierta-campana-contra-la-segregacion-del-plan-de-bilinguismo/

Así nos alegramos de la publicación de un Documento de Marea Verde Málaga en el que denuncia dicho plan con argumentos similares a los utilizados por nuestra sección.

http://mareaverde-malaga.blogspot.com.es/2014/11/comunicado-sobre-bilinguismo.html

Comienza así el Documento publicado en su blog por Marea Verde Málaga:

Desde Marea Verde ponemos en conocimiento que la aplicación de las enseñanzas bilingües en los centros públicos de la comunidad andaluza, lejos de dotar a nuestrxs alumnxs de un mayor nivel cultural en la adquisición de conocimientos en una lengua extranjera, es utilizada por la Junta de Andalucía para segregar y clasificar al alumnado y al profesorado.

CENTROS BILINGÜES, ¡DISCRIMINACIÓN ENCUBIERTA!

INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR (ILP) PARA UNA NUEVA LEY EDUCATIVA CATALANA PROPONE SUPRIMIR LA ESCUELA CONCERTADA

El Parlament de Catalunya ha entregado este lunes los pliegos validados a los fedatarios con los que se comenzarán a recoger las firmas de apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) impulsada por una veintena de sindicatos y entidades del ámbito educativo, con el apoyo de la CUP y EUiA, para la elaboración de una nueva ley de educación de Cataluña. La ILP, que nació a propuesta de la Assamblea Groga del Maresme, propone acabar con los conciertos escolares y la privatización de la gestión de los centros de enseñanza, implantar la gratuidad de la educación desde la guardería hasta la Universidad, y garantizar la democracia interna en los centros.

A partir de ahora, las 250 personas que estarán habilitadas para recoger los avales tendrán 120 días hábiles -prorrogables 60 más- para recopilar las 50.000 firmas necesarias para que la ILP entre a debate en la Cámara catalana, un objetivo que la Comisión Promotora de la ILP no duda que podrá alcanzar. Entre los miembros de la Comisión Promotora están los portavoces de Guanyem Ada Colau, Jaume Asens y Gerardo Pisarello, el periodista Antonio Baños, el antropólogo Manuel Delgado y el economista Josep Manel Busqueta.

El objetivo de la ILP es que la nueva Ley del Sistema Educativo de Cataluña sustituya a la actual Ley de Educación de Cataluña (LEC), que, según los promotores, “se ha mostrado del todo incapaz de dar una respuesta positiva a nuestro sistema educativo”. “La situación de desigualdad entre los centros de titularidad pública y los centros privados concertados hace que haya aumentado de manera peligrosa la discriminación educativa y la segregación por condiciones socioeconómicas del alumnado”, se apunta en la exposición de motivos de la propuesta de ley.

Uno de los puntos más destacados de la ILP es la configuración de una sola red de centros y servicios de titularidad y gestión públicas. “Estamos en una situación completamente anómala. Somos uno de los países con un porcentaje de escuelas concertadas más alto –en Cataluña ronda el 34%-. Pensamos que la inversión debe ir destinada sobre todo a la escuela pública, por lo tanto consideramos que esta situación se debería ir corrigiendo”, ha explicado Maria Vinuesa, portavoz de la Comisión Promotora. La propuesta es que, en un plazo de diez años, se vayan reduciendo progresivamente los conciertos educativos, “empezando por aquellos centros que cobren cuotas muy altas y los que segregan por cuestión de sexo”, y que los centros concertados, y el profesorado que lo desee, pasen a integrarse en la red pública.

El artículo 3.3 de la propuesta de ley señala que “en ningún caso se podrá ceder la gestión de los centros públicos a entidades privadas. Y por lo que respecta al ámbito universitario, no se pueden destinar fondos públicos a fundaciones y entidades privadas que ofrezcan estudios universitarios”. Asimismo, en el artículo 2, se establece que “todas las enseñanzas públicas, desde la guardería hasta la universidad, deben ser gratuitas”. También propone modificar el sistema de acceso a la universidad, según ha explicado Sergi Frau, portavoz de la Comisión Promotora, cambiando las actuales notas de corte por un sistema que no suponga “una barrera más que impide a mucha gente acceder a la universidad”.

Plena democracia en los centros

Las entidades impulsoras de la ILP denuncian que durante el desarrollo de la LEC, aprobada en 2009, “se ha ido apartando a familias, profesorado y alumnado de cualquier capacidad de decisión en los centros educativos”. Por ello, el proyecto fija que la gestión económica, organizativa y pedagógica debe recaer exclusivamente en los claustros, y que las decisiones que afectan a la comunidad educativa en su conjunto deberán corresponder al Consejo Escolar.

Si la Iniciativa Legislativa Popular saliese adelante, la Administración estaría obligada a aportar el 6% del producto interior bruto a la enseñanza pública, según figura en el artículo 8.1. Este porcentaje se situaría por encima de la media europea, del 5,4%; y rebasaría de mucho el nivel de la inversión actual, de un 4% del PIB catalán.

Los promotores de la ILP, entre los que se encuentran sindicatos educativos como USTEC-STEs y el SEPC, la Assamblea Groga, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), el Col•lectiu Ronda, Revolta Global, Procés Constituent, EUiA y la CUP, entre otros, aspiran con estas y otras medidas a “hacer efectivo, real y universal el derecho a la educación”. Además, los promotores señalan que, con el proceso soberanista en marcha, este es un “momento clave y muy oportuno” en el cual las clases populares pueden incidir, “tanto desde la sectorial educativa como desde todas las sectoriales del sector público”, ha subrayado Frau.

http://www.lamarea.com/2014/10/13/ilp-educacion-cataluna/